Pedagogia Clinica in Ecuador
La integracion social del anciano (Experiencias de Pedagogia Clinica) Apareció en el periódico LOS ANDES

En un mundo en el cual el numero de ancianos aumenta en manera exponencial, cera necesario no permanecer inertesfrente a tanta necesidad de ayuda. Como respuesta a la resignaciòn y a la vida esteril, se debia permitir al anciano de reintegrarse en un circuito que le ofrezca oportunidades de renovarse y de crecer aùn, manteniendo cl entusiasmo y los deseos.
La Pedagogia Clinica ha recogido desde hace algunos afîos este alarme y se ha propuesto de Îibrar al anciano de aquelia ideade “vejez” que la cultura le obliga todavia a considerar como un arco de la vida pasivo.
Al respecto, la investigaciòn y laexperimentaciòn han producido un significativo orientamiento contra cualquier tentacion deparcializar, de guetar a los anianos o de hacerles participes de exclusivos centros, similares a un dispensario. Se persigue un comprometerse no sélo limitado a los ancianos y se persigue también una participaciòn activa de personas de edades diferentes para que con esta interacciòn se pueda alimentar un seguro clima de estimulo al cambio. Ofreciéndoles ocasiones de ayuda basadas en u ide estimulos, respetando cada individuo que participa al “grupo de conversaciòn”.
Entre los diferentes estimulos y solicitaciones tenemos los “encuentros sobre las generalidades personales”, una ocasiòn que permite a cada uno de hablar de si mismo, de sus vivencias, de las experiencias de su vida. Despuds de un procedimiento gradual de activaciòn, el objetivo es favorecer la accptaciòn y el intercambio entre los particpantes, para facilitar cada habilidad sensorial y perceptiva, para promover idéneas ‘intervenciones para desarrollar cada expresién corpérea, incluso la grafo escritoria. A estas experiencias siguen actividades que tienen le finalidad de hacer alcanzar a 105 participantes al grupo, la reconquista del espacio, el acercarse los unos a los otros comunicando con la mirada y con la voz, aquella voz que, con frecuencia en el anciano es monocuerda y baja y que ahora debe utilizar para cantar, mientras se intercambian los saludos, dindose la mano. Se puede continuar en parejas, las cuales, teniéndose de la mano se mueven y se dan vueltas, al ritmo de la musica de fondo, después contintan los movimientos teniéndose del brazo, cambifndose poco a poco de pareja; uno de cada pareja tiene los ojos cerrados y sedeja guiar por el otro, asi sucesivamente participan en actividades que tienen por objetivo reforzar la confianza, se puede proceder hasta que cada quicn logre abandonarse sobre los grandes brazos del grupo, deJéndose alzar en el aire.
En un fluir de actividades cada vez mas creativas, nacen coreografias individuales y escénicas, en donde cada quien puede exprimir su pensamiento a través de las imàgcnes esculpidas con el cuerpo de los participantes o en donde el “stilista” utilizando tejidos de varios colores y consistoncia, crca indur nificativos para cada persona.
Con tantas ocasiones-estimulo que se pueden proponer gracias a la experiencia y creatividad que permite hacer fluir de si formas siempre nuevas, se Ilega i a importantes cambios entre los componentes del grupo. Un estar juntos entre personas de edades sumamente diversas que asegura una promociòn del intercambio intergeneracional, favorece el contacto verdadero, profundo, entre mundos, mentalidades y culturas diferentes.
Un trabajo pedagogico-clinico en el cual resulta evidente la importancia del principio de la pre-venciòn, prevenciòn que vale para el joven y para el anciano y que no tiene edad.

error: Contenuto protetto !!